Nos planteamos el desafío de introducir a los estudiantes en el mundo de la programación, tomando como premisa que si se lo hace desde edades tempranas, no sólo va a contribuir al desarrollo cognitivo, sino que además van a permitir generar nuevas estrategias de pensamiento y aprendizaje.

Educar en habilidades que favorezcan al pensamiento computacional es un nuevo desafío que se propone el Nivel Inicial, en particular para Sala de 5 años.

Nuestros estudiantes -nativos digitales- están familiarizados con el uso de algunas tecnologías desde pequeños, por lo que desde las instituciones educativas debemos continuar con el fortalecimiento de esas habilidades desde una mirada crítica y reflexiva, tanto en el uso de computadoras u otros dispositivos, como en las  posibilidades educativas que promueven.

Frente a este nuevo desafío nos planteamos objetivos tales como: enfrentarse a sus propias emociones, generar vínculos con los adultos o hermanos mayores, ofrecer posibilidades para el desarrollo de un pensamiento creativo, libre y flexible, promover instancias de reflexión y retroalimentación entre otros aspectos.

“(…) Se trata de una nueva alfabetización, la alfabetización digital, y que como tal hay que comenzar desde las primeras etapas del desarrollo individual, al igual como sucede con otras habilidades clave: la lectura, la escritura y las habilidades matemáticas. El planteamiento, el más frecuente ha consistido en favorecer el aprendizaje de la programación de forma progresiva. Proponiendo a los niños tareas de programar, desde las más sencillas y más lúdicas a las más complejas. Pero se puede plantear la cuestión de otro modo: Las competencias de codificar son la parte más visible de una forma de pensar que es válida no sólo en ese ámbito de la actividad mental, la que sostiene el desarrollo y la creación de programas y de sistemas. Hay una forma específica de pensar, de organizar ideas y representaciones, que es terreno abonado y que favorece las competencias computacionales. Se trata de una forma de pensar propicia para el análisis y la relación de ideas, para la organización y la representación lógica. Esas habilidades se ven favorecidas con ciertas actividades y con ciertos entornos de aprendizaje desde las primeras etapas. Se trata del desarrollo de un pensamiento específico: el pensamiento computacional.” (Zapata Ros, 2015) en http://campuseducativo.santafe.gob.ar/wp-content/uploads/Pensamiento-Computacional-Desaf%C3%ADo-1-Nivel-Inicial-corregido.pdf